Reseña: Until Friday Night - Abbi Glines (Field Night #1)

11 de noviembre de 2015


La primera novela de una serie completamente nueva sobre una pequeña ciudad del Sur llena de chicos lindos en camionetas pickup, juegos de fútbol en viernes por la noche y fiestas locas que provocan grandes dramas.

Para cualquier persona que conozca a West Ashby, él siempre ha sido ese chico, el arrogante, popular, demasiado guapo para su propio bien dios del fútbol que ha llevado a Lawton High al campeonato estatal. Pero mientras West es el Gran Hombre del Campus por fuera, por dentro lucha contra el dolor que le provoca ver a su padre morir de cáncer.

Dos años atrás la vida de Maggie Carleton se vino abajo cuando su padre asesino a su madre. Y después de que ella le contara todo lo sucedido a la policía, ella dejo de hablar y no lo ha hecho desde entonces. Incluso mudarse a Lawton, Alabama, no ha podido traerla de vuelta. Así que ella se queda callada, manteniendo su dolor y su corazón roto bien escondidos.

Cuando el dolor de West se vuelve mucho por manejar, él sabe que necesita hablar con alguien acerca de su padre, así que en las sombras de una fiesta post-juego, se abre con la única persona que sabe que nunca le va a decir nada a nadie.


West espera que hablando acerca de su padre le traería un poco de alivio o por lo menos emociones que no pudiera controlar. El nunca espero que la callada chica le respondiera para revelarle un dolor mucho más profundo que el de él o que se formara una conexión tan fuerte entre ellos que nunca podrán dejar ir...



Este libro fue hermoso. Considerando que es la primera vez que leo algo de esta autora, y debo decir que me dejo sin palabras. La verdad no esperaba enamorarme del libro pero lo hice y no me decepciono en nada.

Lo que llama mucho la atención es que no todo es un cuento de hadas o un final feliz. Y eso nos muestra que es una historia real. El libro es acerca de dos adolescentes. En primer lugar tenemos a Maggie. Ella es una chica que está dañada después de que vio a su padre asesinar a su madre, así que después de esta experiencia, ella se envuelve a sí misma en un silencio y no habla con nadie. Es la manera en la que ella protege a sí misma. Ella se ha mudado a la casa con tío y su tía. Y aún sabe cómo lidiar con todo lo que ha sucedido ni como seguir viviendo.

Su primo es el mariscal de campo del equipo de fútbol de la escuela; y es gracias a que él la lleva a una fiesta en el campo de juego donde se encuentra con West. Y él es uno de esos chicos perfectos, que es guapo, sexy, es popular y es un jugador de fútbol. Pero él tiene un secreto: su padre se está muriendo a causa del cáncer. Y él no le está diciendo a nadie sobre esto, ya que no quiere sentir su compasión y porque no quiere que la gente empiece a rumorear sobre la vida de su familia.

Ambos no tienen nada en común, pero eso no impide que ellos formen una unión en la que Maggie le ayude a encontrar una manera de sobrellevar el dolor ver a uno de tus padres morir lentamente; y él le ayuda a superar ese episodio.

También ame ver como ambos personajes crecían. Ambos empiezan con problemas y secretos que no se atreven a revelar, pero encuentran entre ellos dos una forma de compartir lo que sienten. Maggie cambia mucho; nunca vuelve a ser la misma persona que era en el principio. Y este es un cambio para bien. A pesar de que ha pasado por muchas cosas, ella es una chica fuerte y que tiene mucho que ofrecer.

En cuando a West es ¡PERFECTO! (Es inevitable enamorarse de un personaje, son tan lindos y atentos, aunque en otros y muchos casos dan ganas de golpearlos por lo idiotas con son.) y ese fue en mi caso con West, por poco y ya construía una máquina para entrar en el libro y darle unas buenas, pero poco a poco, él va dejando ver la persona que es en realidad, no la fachada que ofrece al mundo.


Muchas veces lloré con este libro, en otras me enojaba y en algunas reía. La verdad se siente cuando un autor pone su corazón en lo que escribe y Abbi es lo que hizo. Sin duda debo leer más de sus libros porque simplemente me encanto.






No hay comentarios:

Publicar un comentario