Reseña: One with You - Sylvia Day (Crossfires #5)

15 de abril de 2016


Gideon Cross. Enamorarme de él fue lo más sencillo que me ha pasado nunca. Sucedió al instante. Completamente. Irrevocablemente. Casarme con él fue un sueño hecho realidad. Seguir casada con él es la lucha de mi vida. El amor transforma. Nuestro amor es tanto un refugio en el que guarecerse de la lluvia como la más violenta de las tormentas. Dos almas dañadas entrelazadas en una sola.

Ambos hemos destapado y compartido nuestros más profundos y horribles secretos. Gideon es el espejo que refleja todas mis imperfecciones… y toda la belleza que no pude ver. Él me lo ha dado todo. Ahora, tengo que demostrar que soy la roca, el refugio que él es para mí. Juntos podemos enfrentarnos a aquellos que solo buscan malmeter entre nosotros. Pero nuestro mayor desafío puede residir precisamente en los votos que nos dan la fuerza para llevarlo a cabo. Comprometerse a amar solo fue el principio. Luchar por él nos hará libres… o nos separará para siempre.


Seductora y cargada de sentimiento, Somos uno es el esperado desenlace de la serie «Crossfire», la ardiente historia de amor que ha cautivado a millones de lectores en todo el mundo.


Esta reseña puede contener spoiler.

No sabía cómo empezar esta reseña. Siempre se siente miedo al leer el final ya que no quieres que esa maravillosa historia termine. Pues eso sentí luego de una espera larga tenía la esperanza de otro libro pero al leer la nota que Sylvia Day nos deja en esta última entrega de la saga Crossfire dice mucho y pueda que en algún futuro nos brinde un fragmento de lo que paso con los personajes luego de ese final.

Como en Captivated by You, tenemos la narración de un capitulo Gideon y otro Eva, admito que esta idea fue inteligente ya que muchas deseábamos leer el punto de vista de Cross. A pesar de que amo la saga con todo mi corazón este libro lo sentí algo flojo, como si la autora lo escribiera por escribir ya que algunas cosas, no todas, se aclararon y nuevas aparecieron para dejarme más confundida de lo que ya me encontraba luego de haber terminado la cuarta entrega. Pero la emoción me pudo más y lo ame al instante.

Los personajes ya no son lo que eran antes, la evolución de cada uno fue sorprendente pero lo que es Gideon y Eva empiezan a superar los obstáculos y a confiar más en uno en el otro. Hay ciertas partes que no deberían haberse escrito pero bueno, le faltaron más, pensé que el numero de páginas seria unas 500 a 600 porque aún no estaba todo claro en cuanto a la relación de los personajes pero peor es nada.

Una de las partes que más odie fue a la madre de Cross. Aunque Gideon lo supero porque tenía a Eva pero aun así no he leído a madre más perra que ella. En cuanto a la relación de la familia Vidal con Cross empieza a notarse, creo que la autora quería lo mejor para él pero es un poco testarudo.

Ahora el final, Dios no sé cómo decirlo para que no spoilen pero la verdad es que fue un final correcto para todo lo que han pasado ambos personajes, ojo que es un final correcto no un final que yo anhelaba.


El epilogo me pareció algo flojo, yo esperaba algo mas pero ella solo nos dio como media página de como sucedía todo dejándolo en lo peor que un final triste y si…UN FINAL ABIERTO, osea eso es pecado, no puede acabar así, aún sigo indignada por ello pero si me esperaba más de este libro, llore, me enoje, reí y hasta a veces quería matarlos a todos pero como digo: mi amor por esta saga en enorme y de principio a fin lo ame. Creo que no estoy lista para despedirme de estos personajes ya que marcaron mi vida de una manera que ningún otro libro lo ha hecho.





No hay comentarios:

Publicar un comentario