Reseña: Scarlet - Marissa Meyer (The Lunar Chronicles #2)

28 de septiembre de 2015


Había una vez... una joven que no sabía que el lobo era un animal taimado, y no le tenía miedo.

Mientras en Nueva Beijing Cinder está a punto de convertirse en una de las fugitivas más buscadas, Scarlet, en Francia, está segura de que alguien secuestró a su abuela. Cuando la policía cierra repentinamente el caso, decide continuar la búsqueda sola. Pero para hacerlo necesitará la ayuda de Wolf, un peleador callejero que parece ser el único camino para llegar hasta ella.

Juntos, se sumergen en un mundo oscuro y peligroso, y allí conocerán a Cinder y se darán cuenta que sus historias tienen más conexiones de las que podrían haber imaginado. Juntos, deberá enfrentar a la reina lunar Levana, quien está dispuesta a todo con tal de que el príncipe Kai se convierta en su esposo, su rey... su prisionero.



Tiene solo unos pocos meses que inicie esta saga escrita por la talentosa Marissa Meyer, y es que después de leer Cinder y no encontrar del todo lo que me esperaba en ese primer tomo, decidí no hacerme muchas expectativas para los siguientes libros y esperar a que me sorprendieran; ahora que ya he leído y terminado, Scarlet puedo decir que todo aquello que quería y necesitaba lo encontré entre las páginas de esta segunda entrega en The Lunar Chronicles, y es que no solo hubo mucha más acción y más misterio, sino que sus personajes me encantaron -tanto los ya conocidos, como los nuevos) y la historia ha avanzado en una dirección muy interesante-.

El libro viene narrado desde la perspectiva de un narrador omnipresente y aunque tenemos vistazos a las aventuras (y desventuras) de Cinder y Kai, en esta ocasión la mayor parte del libro se centra en la vida de Scarlet Benoit, una chica francesa de dieciocho años, que ha pasado un par de semanas bastante malas desde que su abuela, Michelle Benoit, desapareció sin dejar rastro y la policía ha cerrado el caso de investigación afirmando que Michelle se ha fugado o se ha suicidado, pero Scarlet conoce a su abuela, conoce su valor y fuerza, por lo que le es imposible pensar que ella haya hecho una cosa así; desesperada por una pista que le indique el paradero de su abuela, Scarlet aceptará la ayuda de Wolf, un peleador clandestino, que parece saber más de lo que dice, y aunque Scarlet presiente que hay algo en este chico que no es del todo "humano", está dispuesta a seguirlo hasta París, donde puede que encuentre un rastro que la guíe para encontrar a la única familia que le queda...

Pero hay algo en la vida de Michelle Benoit que la hace valiosa para algunos, secretos que ni siquiera Scarlet conoce, y mientras más se acercan ella y Wolf a descubrir dichos secretos, su camino se ira entrelazando con el de Cinder y la reina lunar, Levana, por lo que Scarlet tendrá que conjurar toda la valentía que pueda para salir adelante, mientras que entre ella y Wolf nacen sentimientos que les serán difíciles de controlar…

La verdad es que es muy difícil hacer un resumen de este libro, empezando por los muchos spoilers que podría soltar sin querer (tanto de este libro como del pasado), así que intentaré irme con cuidado y trataré de no desvelar mucho de la trama (: Así que hablemos de la narrativa del libro, y es que yo si pude notar una enorme mejoría en cuanto a ritmo y desarrollo, porque aunque el libro es un poco más grueso que el anterior, me costó mucho menos engancharme y quedarme hasta altas horas leyendo, y es que ahora ya todo comienza a tomar forma, muchos secretos comienzan a desvelarse y muchas dudas que me quedaron en el libro pasado son investigadas y resueltas (si bien no todas), y es que es genial que la autora nos lleve a otro lugar del mundo, pero, al mismo tiempo, podamos seguir viendo un poco de la Comunidad Oriental, además de que las descripciones de Marissa son exactas y concisas, pero no por eso son menos bellas, ya que hasta el más mínimo detalle lo puede convertir en algo hermoso o gracioso -Iko en forma de nave espacial fue la cereza del pastel-, por lo que es muy sencillo para los lectores volver a sumergirnos en el mundo que esta autora ha creado.

A diferencia de su antecesor, este nuevo tomo presenta todo aquello que quería leer anteriormente, ya que ahora hay muchísimas más acción y tensión en cada página, ya desde el inicio hay una pelea entre Wolf y otro luchador, y viene tan bien descrita que me era imposible no imaginarme todo como si fuera una película, y si a eso le sumamos que se nota que la autora le quiso imprimir más fuerza y presencia a sus personajes, debo decir que quede encantada. Otra característica que ame fue el romance, y es que aunque no es un romance de esos que te suben la temperatura o muy desarrollado, la química entre Scarlet y Wolf fue preciosa, y cada mirada robada, cada caricia y cada beso se sintió tan real y dulce que yo no podía parar de sonreír o suspirar, y he decidido que estos dos serán mi ship principal de la historia, porque adoré lo mucho que encajan juntos.

Los personajes son tan increíbles como la historia y los protagonistas de este libro me encantaron... Scarlet es de esas protagonistas super badasses que no necesitan de nadie que las proteja o las cuide, y es que aunque es una chica cualquiera, ella sabe muy bien que está bien y que está mal, sus prioridades siempre son con su familia y su bienestar, es centrada, decidida, un poco bocazas, entregada, valiente, firme y un poco aventada cuando se trata de tomar decisiones o llevar a acabo algo, y aunque a veces Scarlet hacia cosas medio bobas, esta chica es de cuidado y me ha agradado como protagonista. Por el otro lado esta Wolf, el perfecto, tierno, tímido, salvaje, apasionado, sexy y hermoso Wolf. Por si no lo han notado, tengo un enorme crush con este chico, y créanme que no es para menos, su historia es tremendamente triste, pero es uno de esos chicos que tienen un exterior rudo -todo ojos penetrantes, cabello alborotado y cicatrices-, pero que es dulce y tierno por dentro. Definitivamente es un contraste para el fuego de Scarlet, pero aun así, su lado peligroso también es uno que me enamoró y me impresiono, además de que tiene una escena super linda con Scarlet al final del libro y yo no pude no convertirlos en mi pareja favorita.


Scarlet es una secuela increíble y emocionante, llena de misterio y amor, perfecta para los fans de la saga, ya que Marissa Meyer comienza a desplegar su talento para lo retellings, manteniendo puntos clave de las historia en las que están basadas los libros pero siempre imprimiéndole su grado de originalidad y encanto. En definitiva, esta saga es una de esas que, con el paso de los libros, no hacen más que mejorar y mejorar, por lo que estoy ansiosa de leer los siguientes tomos, conocer un poco más lo que sigue en la trama. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario