Reseña: A Court of Mist and Fury - Sarah J. Maas (ACOTAR #2)

22 de agosto de 2016

Feyre sobrevivió a las garras de Amarantha para volver a la Corte de Primavera - pero a un alto costo. A pesar de que ahora tiene los poderes de un Alto Fae, su corazón sigue siendo humano, y no puede olvidar los terribles hechos que realizó para salvar al pueblo de Tamlin.

Feyre tampoco se ha olvidado de su trato con Rhysand, Alto Lord de la temida Corte Noche. Mientras Feyre navega su oscura red de políticas, pasión y poder deslumbrante, un mal mayor se cierne - y ella podría ser clave para detenerlo. Pero sólo si puede aprovechar sus dones terribles, sanar su alma fracturada, y decidir cómo desea dar forma a su futuro - y el futuro de un mundo escindido en dos.


Esta reseña contiene posibles Spoiler* del primer libro.

Estoy muy emocionada de hacer esta reseña porque había estado esperando este libro desde que salió la sinopsis, fue una tortura tener que esperar y lo es aún más porque debemos esperar a la siguiente. Como saben recién empiezo a leer a esta autora y se ha convertido en una de mis favoritas.

En esta historia con encontramos con Feyre meses después de haber liberado a Tamlin y a la Corte de Primavera de la maldición de la malvada Amarantha años atrás. Pero todo lo que vivió y le hicieron a nuestra protagonista Bajo la montaña, aún la persigue no solo en sus sueños, sino en su día a día, y la actitud de Tamlin tampoco ayuda: no deja que Feyre les ayude en sus sesiones diarias de vigilancia o ayudar a reconstruir su territorio; todo lo que quiere es que Feyre se preocupe de la organización de su boda y de recibir a sus invitados, hasta el punto en el que la protagonista empieza a ver su casa como una cárcel.

Una semana al mes, Rhysand (Gran Señor de la Corte Oscura) llega para llevarse a Feyre con él como parte del trato que hicieron Bajo la montaña. Al principio ella teme el momento en que esta semana llegue, viéndolo como un castigo y evitando la mayor parte del tiempo al arrogante Rhysand. Sin embargo, poco a poco se sorprende a sí misma deseando salir de la Corte de Primavera, deseando que llegue el día para tener su semana de escape.

Por otra parte, comienzan a llegar noticias sobre el rey de Hybern (el territorio al lado de Phrythian y también ocupado por hadas), quien está intentando reunir unos objetos sagrados con el fin de comenzar una guerra que le haga conquistar las tierras de los humanos. Feyre se ve envuelta en esta historia para luchar contra el rey, pero para ello debe aprender a controlar sus nuevos poderes.

El libro me ha sorprendido en su totalidad. Cuando acabe ACOTAR mis expectativas por esta segunda parte eran altas, y como era de esperarse, Sarah las ha sobrepasado. Esta vez tenemos una trama más completa, con mucha acción, amor, emociones, magia. Mucho de todo. Como veran, tiene más de 600 páginas pero están más que justificadas, no le falta ni le sobra de nada.

Al igual que en el primero, Sarah nos describe cada parte del territorio de Phrythian con detalle, cada sentimiento y cada acción con suma delicadeza y de forma muy rica para imaginarnos este mundo a la perfección. Los capítulos están narrados en primera persona por Feyre, por lo que iremos descubriendo y conociendo a los demás personajes y su mundo a través de sus ojos.

En esta segunda parte conocemos a una Feyre distinta: está destrozada, las pesadillas y los horrores que vivió Bajo la montaña la persiguen día y noche hasta el punto de consumirla. Pero poco a poco, y con recaídas, se va recuperando, evoluciona y se convierte en una guerrera.

A todo ello la ayuda Rhysand, un personaje que me gustó en Una Corte de Rosas y Espinas y del que ahora me he enamorado. Demuestra ser todo lo contrario a como el mundo le ve: es amable, se preocupa de los suyos, tiene un gran sentido del humor y respeta las decisiones de los demás ante todo. Pero sin duda lo que más valor tiene es que respeta la libertad de todos, no sería capaz de obligar a los suyos a hacer algo en contra de su voluntad. Y a ello se aferra para recuperarse de los 50 años de oscuridad que pasó atado a Amarantha.

En cuanto a los demás personajes, a cada cual es mejor. Azriel, Cassian, Mor y Amren son el círculo de amigos y guerreros que ayudan a Rhysand a dirigir su Corte. No diré nada de ellos porque prefiero que los descubráis, es imposible no quererles hasta que duela.

Y para terminar, el final. O debería decir EL FINAL. Sabía que la autora se estaba guardando algo bajo la manga pero nunca me imaginé que tanto, que iban a suceder tantas cosas y todas a la vez. Mediante lo leía se me iba abriendo más la boca de la sorpresa y se me rompía el corazón en miles de cachitos más. He tenido muchas (pero muchas) partes que me han encantado durante el libro pero el final ha sido mi preferida. Y como ha acabado, no puedo creer que ahora tenga que esperar un año para saber qué pasa. (Eso es muy cruel Sarah.)

Resumiendo, A Court of Mist and Fury ha sido sin duda un libro que no le falta ni le sobra nada. Tiene todo lo que se necesita para que el lector no deje de leer, con unos personajes muy completos y profundos de los que es imposible no enamorarse y con un final de infarto que deja muy alto el listón para el final de esta trilogía.








Tu_Blog

2 comentarios:

  1. Hace unas semanas que también he terminado de leer ACOTAR y ACOMAF y estoy super encantada con la historia, me quedé totalmente el shock con ese final y juro que estoy esperando que llegue mayo para poder leer el otro libro. Fueron los primeros libros que leí de Sarah y me gustó, así que seguí con Throne of Glass **también me fascinó**
    Me encantó tu reseña, así que me estaré pasando por tu blog para poder encontrar otro libro que leer.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte y comentar el blog. También fueron los primeros libros de Sarah que leí y quede fascinada, aunque el titulo del siguiente libro me tiene nerviosa, es ACOWAR (A Court of Wings and Ruin)

      Eliminar